mejores ejercicios para la obesidad

Los mejores ejercicios para la obesidad

Para conseguir bajar de peso, además de una alimentación adecuada, es necesario incorporar ejercicios para la obesidad. Recuperar o adquirir un buen estado de forma cuando la masa corporal es demasiado elevada puede parecer una odisea, pero no es imposible. A continuación, se proponen algunas rutinas para conseguir modelar el cuerpo y reducir el sobrepeso.

Qué ejercicios para la obesidad son los más efectivos

Todo ejercicio es bueno. Partiendo de esta base, es necesario recalcar que la actividad física es fundamental para empezar a perder peso. Sin embargo, las personas obesas pueden tener ciertas limitaciones de movilidad que les impidan hacer deportes ordinarios. Estas rutinas ayudan a ir perdiendo peso y grasa corporal.

Ejercicio de cardio

El ejercicio cardiovascular es muy importante. Es recomendable empezar con movimientos de bajo impacto, como los que se realizan al caminar o bien en una elíptica. Correr o saltar pueden dañar la salud de las articulaciones, especialmente de las rodillas. Se recomienda empezar poco a poco e ir incrementando el tiempo de paseo, así como la intensidad. Se trata de activar la función cardiovascular, por lo que no se debe pasear de forma lúdica y demasiado ligera.

Rotación del tronco

Muchas personas con obesidad sufren dolor de espalda. Con este ejercicio, se alivia la presión y se movilizan los músculos abdominales y dorsales. En el suelo (o en una esterilla), tumbarse con las rodillas hacia el pecho, con los brazos extendidos, e ir rotando el tronco a un lado y a otro. Evitar tocar el suelo.

Remo a dos manos con mancuernas

Con el tronco ligeramente inclinado hacia adelante, coger una mancuerna con cada mano y simular el movimiento que se hace al remar.

Extensión de cadera y hombros de rodillas

Ponerse de rodillas e ir alternando la extensión de un brazo con la pierna contraria y viceversa. Ir alternando hasta completar la serie.

Sentadillas

Si no se sufre de las rodillas, este es un buen ejercicio para ir tonificando la zona de los glúteos y las piernas. Se trata de, con la espalda erguida, hacer el gesto de ir a sentarse, lentamente, y volver hacia arriba. Se puede facilitar la técnica agarrándose a una silla.

Ejercicio de equilibrio

Sobre un pie, estirando el brazo contrario, aguantar la posición durante unos segundos. Alternar el movimiento con el lado contrario hasta completar la serie.

Estos ejercicios para la obesidad son muy efectivos si se llevan a cabo de forma continua. Es mejor empezar con pocas repeticiones e ir incrementándolas progresivamente, para evitar agujetas, lesiones o desmotivarse y abandonar. Comenzar con 15 repeticiones es suficiente. Cada cinco días se puede aumentar en 5 repeticiones cada ejercicio y en 15 minutos el tiempo de caminar o de la elíptica.

Sin comentarios

Añadir un comentario